viernes, 15 de abril de 2011

Ya no habrá ostiones

 Se cancela la comida de ostiones de mañana (para el qué no sepa que son los ostiones le recomiendo que lea un par de entradas más abajo).

El compañero de trabajo con el que iba a ir a comer acaba de ser papá y tiene que atender al nuevo miembro de la familia así que se posponen los ostiones. Se me llena la boca cuando digo ostiones ¿a vosotros no?

Aun así estoy muy contenta de que por fin llegue el fin de semana. Además, pinta bien ya que el sábado a la hora de comer se animará la cosa viendo el clásico. Aun no sé dónde lo veré, pero de igual modo me resulta inquietante ver cómo se vive un clásico fuera de España.

Si se lía la cosa el domingo tendré goma (resaca). Me he enterado de que en México a la resaca se le dice la cruda. Qué sabios los mexicanos porque una cuando tiene resaca ve la cruda realidad. La resaca la llamemos como la llamemos es odiosa y por eso todos la intentamos evitar. Por ejemplo en Panamá cuando llegan de fiesta comen sancocho (sopa). Están mal de la cabeza, si al líquido le añadimos más líquido es una mala combinación. Pero ellos dicen que tomando un buen sancocho o un arroz dormido (el arroz  del día anterior) una no tiene resaca al día siguiente.

Yo si tengo que tomar algo cuando llegue de fiesta serán un par de huevos fritos. Esos sí que sientan como dios manda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario